Detección de fallas

Checar el nivel de aceite

Es muy importante ver el tipo de fallas que se presenta en una transmisión automática para poder llegar a un diagnóstico más certero. El paso más escensial es la revisión del aceite. Se tiene que checar si no hay fugas, en dado caso de haber se debe limpiar la zona y si sigue saliendo aceite es síntoma de que algo no anda bien. Es importante que antes de conducir el vehículo revises el nivel del aceite. Este puede ser verificado a temperaturas de 30°c a 50°c usando el rango de la bayoneta. Se debe de estacionar el auto en una zona nivelada y luego a poner el freno de mano o estacionamiento.

El motor debe de ser encendido, posteriormente hay que mover la palanca selectora a cada posición de velocidad. Después se debe de dejar en la posición de parking “P”. Nuevamente comprueba con la bayoneta el nivel del aceite, si se encuentra debajo del rango recomendado debes de insertar la bayoneta nuevamente para hacer otra medición. Si de nueva cuenta el nivel es bajo entonces deberás agregar aceite al tubo de recarga.

Evita llenar de más el nivel de fluido. Acabada la faena deberás de conducir el vehículo unos cinco minutos. Una vez de regreso deberás de hacer otra medición de aceite, además deberás comprobar sus condiciones físicas. Si el fluido está muy oscuro o desprende un olor a quemado deberás de hacer un cambio integral de aceite, o mejor conocido como afinación.

Si notas que el aceite contiene restos de metal, es síntoma de que la transmisión automática está sufriendo un desgaste y es recomendable acudir con un especialista. El especialista te ayudará a determinar si la transmisión de tu coche se salva con una afinación o ya presenta daños. Si ocurre esto último tendrán que replazar las piezas dañadas.

Prueba de detención

En la prueba de detención consiste en realizar una fusión de medios de funcionamiento de la transmisión automática con el motor. Para hacerlo se deben seleccionar las velocidades en diferentes posiciones. Así se detectan con más certeza el origen de las fallas en la caja de transmisión. Hay que realizar otra medición del aceite en el motor y si falta entonces se deberá rellanar.